Carlos Ludena, especialista de Cambio Climático del Banco Interamericano de Desarrollo, señala que las actividades humanas que más generan gases de efecto invernadero (GEI) están asociadas a la agricultura y como resultado de esto tenemos el aumento de la temperatura a nivel mundial.

Los gases que provienen de agricultura son: el dióxido de carbono, el gas metano y el óxido nitroso, y las emisiones de estos gases se producen por el uso de fertilizantes sintéticos, los residuos de cultivos y la quema de dichos residuos.

Ludena afirma que el uso de fertilizantes y los residuos de cultivo generan emisiones de óxido nitroso, tanto por consumo o emisión directa, como por emisiones indirectas por evaporación de compuestos nitrogenados en el aire o por la disolución de estos compuestos en el agua.

Un caso particular al que se refiere es el del arroz, se basa en que estos campos generalmente están inundados, así que este método de producción hace que se genere gas metano, producto de microrganismos que se encuentran presentes en el arroz.

Se refiere también a la producción pecuaria o de ganado, comentando que esta actividad también genera emisiones, como la fermentación entérica (procesos de digestión de alimentos del ganado, tanto rumiante como no rumiante) y emisiones asociadas al manejo de estiércol, al aplicarlo en el suelo. Aduce que otro factor que incide en dichas emisiones es el cambio de uso de suelo, es decir, bosques en pasturas o tierra para cultivos.

Sostiene que la medición de los factores de emisión, se determinan bajo coeficientes técnicos para cada una de las actividades. Por ejemplo, en el caso del arroz, se tienen factores de emisión por metro cuadrado de cultivo por año y, en el caso de la producción del ganado, por número de cabezas o de unidades animales por año.

¿Cuáles actividades podríamos llevar a cabo para afrontar esta problemática?


Claudio Correa Cifuentes
Municipio La Palma
Mesa de Trabajo Nor-Occidente de Cundinamarca.

Deja un comentario