Con el fin de generar espacios de diálogo, articulación de actores y especialmente escuchar los sentires de las comunidades en torno a los proyectos de pequeñas centrales hidroeléctricas, proyectos de minería que en algunos casos cuentan con licencia, minería artesanal y en algunos casos de minería ilegal en el Oriente de Caldas.

Se inició procesos de preforos y foros, el primero se realizó el 30 de mayo en el corregimiento de Bolivia (Pensilvania), con la participación de 26 personas de diferentes veredas, hubo desde el inicio una disposición al diálogo; señalaron quienes los representaban y cada participante hizo un comentario acerca de su apreciación y experiencia. Al día siguiente se inició el foro con asistencia de 86 personas.

Por parte de la empresa Corpocaldas y la Alcaldía Municipal quedaron compromisos relacionados con las familias que todavía no cuenta con agua, la reparación de las viviendas afectadas y las vías por el paso de carros pesados.

Los días 8 y 9 de Junio se realizó un encuentro en el corregimiento de Florencia (Samaná), asistieron al preforo 55 personas y se acordó la realización de un panel en el que participaron pobladores y las empresas asistentes: Gemsa, Gaia Energy, Corpocaldas, Isagen, Cornare, Agencia Nacional de Minería, Corpocaldas, Alcaldía Municipal, entre otros. Por otra parte, al foro asistieron 211 personas.

Dentro de los puntos más relevantes que expresaron la comunidad están:
– No a la gran minería, pero sí a la minería artesanal (pequeña escala).
– Defender los recursos naturales que existen en el territorio, teniendo en cuenta lo valioso que se han convertido en la sociedad contemporánea.
– Señalar su descontento porque Isagen solo ha realizado un trabajo comunitario en comunidades cercanas al embalse y no a las cercanas a los nacimientos de los caudales de los ríos embalsados.
– La exploración de uranio está afectando el caudal de la quebrada San Marta, afluente del río Manso.
– Necesidad de titulación de tierras para que los pobladores puedan demostrar la propiedad de los predios que serán utilizados para la actividad minera, energética o relacionados.
– Poca socialización de las empresas sobre las implicaciones de los proyectos en el territorio.
– El desconocimiento por parte de la comunidad sobre la empresa que entró al territorio, señalaron que existen problemas con los trabajadores que laboran allí y evidenciaro afectaciones en la zona de San Diego.

Se tenía programado el preforo y el foro en San Daniel, corregimiento de Pensilvania para los días 15 y 16 de junio. Sin embargo, el primer día se llevó a cabo un conversatorio en el que los asistentes expresaron que no están interesados en espacios de diálogo en torno a proyectos hidroeléctricos y de minería. Expresaron que se oponen completamente a estos proyectos y están organizados para promover la consulta popular que diga NO a los proyectos hidroeléctricos y mineros en el municipio de Pensilvania. Se respetó esta situación y no se llevó a cabo el foro.

El día 22 de junio se realizó el preforo en Montebonito, corregimiento de Marulanda, con la participación de 19 personas, concejales del municipio, líderes veredales, quienes expresaron su oposición al proyecto de la Hidroelectrica Montebonito. Se definieron entre los participantes sus representantes para el foro que se llevó a cabo el día 23 de junio, con la participación de 66 personas y en el que los asistentes solicitaron realizar un nuevo foro con la asistencia de la empresa propietaria del proyecto hidroeléctrico, con el fin de aclarar dudas acerca de la solicitud de modificación a la licencia ambiental.

Este foro se realizó el 26 de julio en Manzanares, teniendo en cuenta que la zona de influencia del proyecto cuenta con un número mayor de veredas de este municipio y solo una del municipio de Marulanda. Participaron 112 personas, entre actores comunitarios, institucionales, empresa, autoridad ambiental, la Procuraduría Ambiental de Caldas y un delegado de la Procuraduría General de la Nación.

Como en los foros anteriores, en este se contó con 3 mesas de trabajo:
Mesa 1: vulnerabilidad de fuentes de agua – protección microcuencas.
Mesa 2: impactos sobre infraestructura urbana y rural – construcción y mantenimiento de vías.
Mesa 3: información y participación comunitaria – empleo local – impactos al comercio.

Luego del trabajo en estas mesas, se hizo una plenaria mediante la cual todos los participantes del foro lograron conocer lo que se discutió en cada una de ellas.

Finalmente, se establece la importancia de realizar un un foro regional, con la participación del Gobernador de Caldas y en el que se espera contar con el Ministro del Medio Ambiente, Minas y Energía, la Agencia Nacional de Licencias Ambientales y la Agencia Nacional de Minería.
comunitarios.


Mercedes Restrepo
Línea de Infraestructura, Ambiente y Sociedad

Deja un comentario