Adm Esal Inicia sesión

Tiempo corto


Escrito en la finca, en momentos en que un grupo de paramilitares en octubre de 2013 reunió la comunidad para imponer la ley de ellos… cobrar un porcentaje por supuestamente por cuidar nuestros predios e integridad.

En medio de la impotencia, el desconcierto, la angustia y la incertidumbre, nació esta poesía de reflexión:

 

El tiempo es corto cuando tu anhelo no cristaliza tu aspiración,
también es corto cuando tu vuelo se ve truncado ante la traición.


Traición del tiempo, de la esperanza, de la existencia y del mismo ser,
que no permite ver la acechanza que oculta avanza con gran poder.


El tiempo es corto cuando analizas que tu existencia no ha dado fruto;
tus mil proyectos no sintetizas y en torno tuyo ves solo luto.


El tiempo es corto cuando en tu mente sientes potente la voz de Dios
que te reclama como creyente que aún no has cumplido tu misión.


Inexorable transcurre el tiempo, y mal se utiliza en su transcurrir;
porque la muerte viene al encuentro y es reto cierto que haya que asumir.


El tiempo es corto cuando quieres cambiar el mundo en su proceder;
cuando impotente frente a ti, tienes un maremágnum por resolver.


El tiempo es corto cuando a tu alcance no están los medios para luchar,
cuando no encuentras apoyo en nadie que pueda hacer al mundo razonar.


El tiempo es corto cuando presientes que ha sido inútil tu creación,
que has transitado junto a mil entes y no has hecho nada por tu nación.


El tiempo es corto cuando comprendes que al ser humano
va a destruir su propio invento, y no se detiene y nunca se cansa de controvertir.


El tiempo es corto cuando tu mente remonta ansiosa el espacio astral,
y allí situada ves impotente, hacia el cataclismo la humanidad.

El tiempo es corto cuando no encuentras el argumento capaz de hundir
las mil razones que el mundo ostenta y con que alimenta su mal vivir.


Nuestra existencia no nos alcanza para poder llegar a aplicar
que el corto tiempo es nuestra esperanza de una buena obra poder dejar.


El tiempo es corto y toda una vida resulta poca para entender
que una existencia siempre motiva un interrogante por resolver.


Ya no estés triste porque tu tiempo ha sido corto para vivir,
muéstrate afable siempre y contento, y podrás llegar a un feliz morir.

 

Elizabeth Pinto Ayala
Vereda Santiago Remolino, Guaduas, Cundinamarca.


Autor:
Elizabeth Pinto Ayala
Fecha de publicación: 30/Nov/2018

Top
Al ingresar acepto las Políticas de privacidad y los Términos y condiciones del PDPMC.

¿No recuerdas la contraseña?

Inicia sesión